Tel. (33) 3124 7586 y (33) 3124 7536
Logotipo Movimiento inmobiliario de Occidente AC

¿Tiempo de compradores o de vendedores?

En una cara de la moneda, quien vende una propiedad quiere obtener el máximo valor. Al otro lado de la misma, hay un comprador que quiere obtener el máximo rendimiento por su dinero. Los tiempos económicos marcan cuándo es el tiempo en que el volado favorezca a uno u otro lado.

Es un juego que se identifica con la frase: “Mercado de compradores o mercado de vendedores”.

Información de las universidades de Calgary y de Colorado, en sus áreas de estudio de bienes raíces, señalan que en el mercado de compradores hay mucha oferta y poca demanda, por lo que quien invierte en el mercado puede hacerse de propiedades a muy buen precio.

En cambio, en un mercado de vendedores habrá una mayoría de personas queriendo comprar y las propiedades tendrán precios altos.

Para los profesionales de los bienes raíces y los inversionistas es importante tener claro en qué fase del mercado están moviéndose sus intereses. Aquí los síntomas más comunes de cada contexto.

Indicadores de un mercado de compradores

Indicadores de un mercado de vendedores

1. Tu teléfono no para de sonar con llamadas de gente interesada en recibir información de las propiedades.

1. Consulta limitada o nula acerca de nuevas propiedades

2. Tu página web suma, cada día, oleada de visitas

2. Tendencia a perder clics en tu página electrónica

3. Las ofertas por las propiedades visitadas son casi simultáneas a la visita de inspección

3. Las visitas a propiedades son pocas y la gente no vuelve a pedir más

4. Hay más de dos ofertas por propiedad

4. No hacen ofertas por las propiedades

5. Logras colocar propiedades en plazos menores a 45 días.

5. Pasan al menos 90 días sin registrar una venta.

En el mercado de compradores, ellos tienen el poder. Y, por el contrario, en el de vendedores ellos marcan las pautas. El vaivén de la actividad económica define un movimiento pendular para todas las actividades comerciales que constituye nuestro día a día. Negociación será la palabra clave para regirlo.