Tel. (33) 3124 7586 y (33) 3124 7536
Logotipo Movimiento inmobiliario de Occidente AC

¿Casa nueva?, cuántos m2 realmente necesitas

Hasta hace algunos años lo usual era comprar la casa más grande para la que te rindiera el dinero, según tus ahorros o la hipoteca autorizada. Hoy las cosas son distintas, hacer esto significa estar gastando anticipadamente por esa habitación extra para los hijos que piensas tener en cinco años, o peor aún, por un jardín para que jueguen cuando sean mayores.

La accesibilidad al crédito y el dinamismo inmobiliario en todo el país te permite revender y obtener un nuevo financiamiento mucho más sencillo que hace un par de décadas. Entonces, ¿cómo determinar cuántos metros cuadrados está bien comprar?

Sigue estas consideraciones y comprométete con el inmueble que realmente necesitas en el mediano plazo.

1. Compra para la casa que te alcanza

 

 

Evalúa tu situación económica para saber cuánto puedes gastar. No importa si te autorizan una hipoteca mayor a la que tienes en mente. Considera que es un compromiso financiero de al menos 15 años, así que más vale que adquieras aquella que puedas pagar sin desequilibrar tus finanzas familiares. Nadie quiere una linda casa que se vuelve una pesadilla cada fecha de pago.

2. Compra con base en tus ingresos

Además de la hipoteca, considera que una casa grande, o en un lujoso condominio implica gastos adicionales como cuotas de mantenimiento para amenidades.

3. Casa de acuerdo a tu etapa de vida

Si piensas en comprar la casa más grande para acomodar ahí a todos los hijos que vas a tener, tal vez estás invirtiendo más cuando todavía no tienes la necesidad. Podrías comprar ahora menos metros cuadrados, dejar que el precio de tu casa aumente y después vender para aumentar el espacio. Te sugerimos adquirir una casa pensando en los próximos cinco o seis años. 

4. Revisa tu estilo de vida

¿Estás activo o eres una persona hogareña? ¿Te entretienes a menudo y haces grandes fiestas de navidad o sueles salir? ¿Qué hay de los invitados? ¿Tienes una gran familia extendida que visita durante todo el año o eres tú quien hace la mayoría de los viajes?

Tu casa debe ser un reflejo de quién eres y no de lo que los demás esperan que seas.

5. Situación laboral

¿Tu trabajo o el de tu pareja tienen altas posibilidades de un cambio de residencia? piensa en un inmueble de gran demanda, que en caso necesario puedan vender o alquilar fácilmente.


Ahora que tienes estos parámetros, vuelve a analizar cuál es la casa correcta para ti.